El gecko africano de cola gorda, de nombre científico Hemitheconyx caudicinctus, también conocido como gecko de cola gorda, gecko africano o gecko de dos cabezas posee una cabeza grande y robusta, y párpados en los ojos que le permiten protegerse contra el polvo y otros factores externos. En estado natural se los puede encontrar en zonas rocosas, bosques y cerca de los ríos. Un Hemitheconyx caudicinctus gorda ronda entre los 18 y 25 centímetros de largo, y pueden llegar a vivir hasta los 20 años aproximadamente.

Debemos proporcionar suficientes escondites y obstáculos dentro del terrario. Siendo las medidas óptimas de éste 45 x 60 centímetros aproximadamente. Son animales terrestres, por lo que si proporcionamos terrarios en altura no lo aprovecharán, lo mejor es prepararlo de manera horizontal. Eso no significa que no importe la altura, ya que tanto por ventilación como por motivos de iluminación necesitaremos darle un mínimo de altura. La temperatura para esta especie abarca un rango amplio, entre los 26 y 35 °C durante el día, y entre los 18-20 °C para la noche. La humedad general es de un 70% aproximado. Sabemos que los reptiles necesitan de una fuente de calor exterior para poder sobrevivir. El elemento calefactor debe estar en una esquina del terrario para así proporcionar una diferencia, así el gecko podrá elegir la temperatura que más le convenga en cada momento.

Estos geckos son animales 100% insectívoros, por lo que su alimentación se basará en insectos. El tamaño de la presa debe ser acorde con el tamaño del animal. A los Hemitheconyx caudicinctus se les debe proporcionar vitaminas y calcio cada semana.

La cría de Hemitheconyx caudicinctus es bastante sencilla. Si tenemos una pareja o si la juntamos, deberíamos poder observar cópulas después de épocas frías como invierno. En base a los registros de temperatura que tengamos en el terrario, las puestas y acoplamientos pueden producirse en cualquier época del año. Las hembras ponen dos huevos en cada puesta, puede ser que solo haya un huevo por puesta.