Los Escincos de fuego (nombre científico Lepidothyris fernandi) son originarios de los bosques tropicales del oeste de África, en donde viven entre la turba y la hojarasca. Son animales excavadores que suelen pasar mucho rato en madrigueras y galerías.
Destaca por el policromatismo de su piel, donde destacan sobre todo el color dorado, el plateado y el rojo, siendo la hembra de colores más apagados y de menor tamaño. Es de costumbres diurnas y solitarias y es experta cavadora lo que le ayuda a esquivar a sus depredadores. Es carnívora, se alimenta principalmente de grillos, polillas y hormigas.
Antes pertenecientes al género Riopa, poseen un cuerpo alargado con patas relativamente cortas. La zona dorsal es de un color marrón dorado, mientras que los costados predominan el rojo, el blanco y el negro. La cola, en especial cuando son jóvenes, posee un color azul grisáceo que se puede oscurecer con la edad.
Viven entre 15 y 20 años, llegando a medir hasta 30 cm (algunos llegan a 40 cm) de longitud. Necesitan una humedad en torno al 70%-80%, conviene pulverizar al menos dos vez al día (sin empapar el sustrato), una por la mañana y otra al anochecer, y luz UVA-B.
Para recrear su hábitat se recomienda un terrario de 60x40x40 cm para un individuo, mientras que para una pareja vale un terrario de 80x45x45 cm. Para un trío habría que ampliar al metro de largo. Se debe colocar una capa de al menos 10 cm de sustrato que consistirá en una mezcla de turba, fibra de coco, arena o arcilla y/o cortezas (no tóxicas). En la parte superior se puede colocar una capa de musgo y hojarasca, trozos de corteza de corcho, algún tronco y alguna pizarra. Se le debe poner un recipiente o plato con agua (que no puedan volcar) y en el que quepa el animal si se quisiera refrescar. El terrario debe tener una buena ventilación para evitar problemas respiratorios o cutáneos. El sustrato siempre debe tener cierta humedad.
La zona más cálida debe estar sobre 35-36ºC, conseguiremos esta temperatura con un spot protegido con algún tipo de rejilla para evitar quemaduras. La zona más fresca del terrario debe estar sobre 27ºC-32ºC. Durante la noche puede bajar hasta 22-25ºC. No se deben usar mantas térmicas debido a sus hábitos excavadores.

Los escincos de fuego son unos reptiles muy interesantes para cualquier principiante, y no tan principiante. Son una especie resistente y dócil, que además poseen una coloración única. Contamos con todo lo necesario para que te asegures de que tu escinco esté fuerte y cómodo, cumpliendo con sus necesidades básicas y brindándote asesoramiento completo para que lleve una vida sana.