Tu acuario es un pequeño mundo, eso significa que es necesario saber esperar el momento correcto para colocar los peces y también respetar el límite de animales de tu acuario. Por eso nunca se compra el acuario y se llevan los pececitos para casa el mismo día o al día siguiente. Es preciso un equilibrio biológico.

Tu acuario necesita estar vacío, sin peces, con equipamientos, funcionando durante un mes,
antes de recibir los peces. Este período es necesario para que algunas bacterias benéficas
colonicen el acuario y lo transformen en un ambiente saludable para el mantenimiento de los
peces. Este ciclo demora, en promedio, 36 días.

¡El acuario no se lava! Excepto si por error se derramó el pote de alimento, dentro
del acuario; pudriendo el agua, matando los peces y causando un mal olor. En este caso
comienza todo de nuevo, desde cero.

Los peces no duran 6 meses. Los más pequeños viven; en promedio, 3 años. La mayoría
viven entre 5 y 10 años, en acuarios bien equilibrados. Algunos llegan a vivir más de 30 años.

¡Alimentar a los peces no es apenas un detalle!

Cuando los alimentamos debemos tener en cuenta la cantidad y la calidad del alimento que le ofrecemos a nuestros peces.

Cantidad: Un sistema simple es arrojar 4 a 5 escamas; esperar que los peces coman todo. Luego arroja 4 0 5 escamas más. Espera nuevamente. Repite el procedimiento algunas veces más, dependiendo de la cantidad y el tipo de peces que tienes. Al advertir que ímpetu de ellos disminuye, detente. Aliméntalos nuevamente al final del día, usando el mismo criterio.

Puedes alimentarlos, siempre siguiendo este criterio, hasta tres veces al día.

Nunca dejes que sobre alimento en el acuario. Si sobra, se va a pudrir, y va a perjudicar la
calidad de agua.

Calidad: Existen varias marcas en el mercado. Un buen alimento proporciona peces con
colores increíbles, un acuario mucho más limpio y  menos problemas de PH. Un alimento de baja calidad ensucia el agua y no alimenta adecuadamente al pez. El resultado es un pez menos resistente a las enfermedades, con colores opacos y un crecimiento afectado.

Variar la dieta, tratar de alimentar de acuerdo al tipo de peces que tengas, ofrecer sabores variados.

Se debe evitar alimentarlos inmediatamente después de encender las luces ya que los peces se desorientan en ese momento. Hay que esperar alrededor de una hora para hacerlo.